¿Por qué hago esto?


Sinceramente no sé. Sé que los blogs ya están pasados de moda, que son algo de la Edad de piedra, pero creo que eso es lo fascinante, ya no muchos revisan blogs como antes (al menos no en su forma escrita) y puedes escribir con más paz y tranquilidad. Es como confesarse al mundo sin que el mundo se entere (tampoco es que voy a contar mis más oscuros secretos aquí, pero saben a qué me refiero).

Por ejemplo, puedo confesar que estoy escribiendo un libro y que me caga de miedo terminarlo, porque significaría avanzar en algo, cumplir una meta. Sé que ese libro no me va a dar ni un real, pero ese no es el objetivo, lo que simplemente quiero es hacerlo y justamente que falte tan poco para lograrlo (bueno “poco”, falta pulirlo un poco, ponerle carátula, ver dónde publicarlo, etc, etc.) aterra. Porque estaría avanzando en algo y el cambio aterra. Sé que suena ilógico (y hasta cierto punto lo es), pero los que han pasado por esto pueden comprenderlo perfectamente. Para bien o para mal, la única forma de avanzar es enfrentando ese miedo. Pasos pequeños que parecen pasos de gigantes. Ni modo, c’est la vie.

See ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s