Montaña rusa


Estos días han sido definitivamente una. Por una parte ocurrió algo muy muy malo que aún me duele, por otra logré mandar un cuento a una editorial. No sé si lo aceptarán o no, pero es la primera vez que lo hago. Además estoy ya revisando la novela que quiero publicar y contiene muy pocos errores o cambios que hay que realizar, ¡eso es bueno! Generalmente cuando reviso uno de mis escritos lo leo y quiero cambiar muchas partes, algunas veces no tiene nada que ver con lo que escribí originalmente, como si fuera un hijo que no sabía ni que existía hasta ese momento. En este caso no, hay muy poco que cambiar aunque igual debo revisar de nuevo un poco de puntuación, siempre he sido malo en eso (como se pueden dar cuenta).

Este año está terminando con cambios, algunos buenos otros malos, pero al final son cambios. Como dice la frase, mutantis mutandis, no queda otra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s