El mambo de la vida


¡La Macarena bendita! -dijo el padre hablando rápidamente-,
¡eseamigotuyo solosirve pa aserejé!
¡Hereje vas a ser! -siguió ya más tranquilo-, ¡A Dios le pido que te comportes!
¿acaso no sabes que la Copa de vida solo la beben los siervos del Señor?
¡Le tienes el corazón partío a tu pobre madre!
¡Le dije que no te permitiera escuchar canciones de música ligera!
¡Música sacra tenías que haber escuchado! ¡Santa Lucía ayúdale!
¡Serás el matador de tu pobre madre!
¡Pobre, pobre tu madre! -dijo alejándose despacito del lugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s