Memorias


Días pobres de pastos verdes,
llenos de inocencia pueril
de cielo azul y soldados verdes
jugando una guerra imaginaria
en un monte de mi infancia
que jamás volverá.

De leche fresca y aguas heladas
de grandes viajes y amigos irreales
de queso dulce y sabores de antaño
de fresca brisa y aroma a pasto
de gente ida sin ser recordada
de dulces momentos que no volverán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s