Sonidos castellanos V


El guerrero descansaba,
la gente se alegraba
los fuegos se apagaban,
la guerra se acababa,

El guerrero descansado,
lloraba con vergüenza,
por recuerdos desgraciados,
de padres desangrados,
de niños agonizando,
de futuros relegados.

El antiguo joven inocente,
gemía desconsolado,
¡Pingüe honor le daría,
la guerra algún día!
Mas una simple granada,
le hizo ver sangre explotada
y esa imagen mal ganada,
fue el honor que la guerra le dejaba.

Mas aun con mucho llanto,
todos se regocijaban,
aun familias muy golpeadas,
incluso ellos se alegraban.

Gritos de alegría,
sonidos de guitarra,
dulce algarabía,
con gozo festejaban
que la paz por fin llegaba.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s