El león


León que apacible te encuentras en la sabana,
viendo las gacelas pasar,
ya te olvidaste lo de años atrás,
ahora solo ruges, con voz de señor,
con tu gran melena, de rubio color,
¿no deseas recordar el día atroz?,
el rey no lo desea, ¡adiós el dolor!
ahora solo está en la sabana, el gran león,
sintiendo el viento, en todo su esplendor,
sin importar los barrotes, el cemento, la exposición,
sin importar nada de eso, en la sabana, el león,
miraba su reino y alegremente lloró,
con gran añoranza, de un rugido, suspiró.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s