Sin nombre XVII


Dime suavemente lo que ocultan tus ojos,
te diré tiernamente lo que quieren los míos,
susúrrame al oído tus deseos alocados,
que, en las sábanas, tus deseos
se convierten en los míos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s