El objeto de mis sueños


Bella y fría te conocí;
tenías tu forma, yo la mía,
nuestra lucha de todos los días,
eras tan blanca, tan pulcra, pero no eras mía
pero ahora, después de años,
de sueños y pesadillas,
piojos y babillas,
romper tu forma, cambiar tu color,
soy tu amo y señor
gané la guerra y la batalla,
y ahora eres tú mi siempre adorada,
cochina y cómoda almohada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s