Al ventilador malogrado


Pobre tú, te tengo años,
años de uso continuo,
de veranos intensos,
mi mejor amigo en épocas
donde ni el traje de Adán ayuda,
ahora te veo fallar,
pronto si no te ayudo,
morirás,
ya tu hermano menor
está por llegar,
porque el calor,
insoportable está,
y si no logras aguantar,
hasta el día prometido,
al menos yo de ti,
siempre estaré agradecido;
pues tu brisa me ayudó,
más de lo que imaginas,
¡oh ventilador!
gracias por tus días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s