Soliloquio


¿Qué es más importante?
¿La vida del ser amado,
la propia o la ajena?
¿Qué muerte vale más?
¿Qué alegría?
¿Qué tristeza?
Para cada uno la respuesta es diferente,
no hay respuesta mala
no hay respuesta buena,
mas para el mundo,
la respuesta es más que obvia,
no importa ninguna,
ni una sola,
una vida humana
es lo mismo que un grano de arena
el valor lo damos nosotros,
no el mundo,
porque solo somos un objeto
pequeño, insignificante,
en la inmensa bastedad,
Así que vivamos nuestras vidas;
sin importar el mundo,
¿por qué si nosotros no lo hacemos,
quién lo hará por nosotros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s