Sin nombre XXIV


Triste me encuentro, ¿no sé?
De pastillas me alimento,
de dulces recuerdos
y una taza de café,
caliente,
hirviendo,
con un cigarrillo a un lado,
sin prender,
no fumo,
pero ahí está,
vida, ¿dulce? vida
dulce y serena en verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s