De nuevo verano…


Yo aquí despierto,
en la madrugada escribiendo,
odiando el sol de la mañana,
que deslumbra, quema y me mata
de sudor, el condenado sol,
y pensar que nos hace un favor,
pues sin él, nadie existiera,
y nadie escribiría este poema,
mas como todos los años,
solo me queda decir, ¡cómo odio el verano!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s