Archivo de la etiqueta: infantil

Te llama…


Te llama la llama,
con un lanzallamas,
te llama la niña,
comiendo una piña,
te llama la oveja,
mirando la oreja,
te llama un Alfredo,
que corre cual pedo,
y te llamo yo a ti
¡con cosquillas aquí!

La pulga y la lombriz


Érase una pulga saltando por ahí,
paseaba alegremente cuando vio a la lombriz,
«¿Cómo está amiga mía? ¿Qué hace en el ají?»
«Yo lo estoy comiendo, ¡pues me hace feliz!»

La pulga asombrada veía al ají,
¿qué hace esta planta, qué hace aquí?
¿acaso la semilla, la plantó la perdiz?
tal vez hace tiempo, pues no se ve su raíz.

La pulga intrigada, le preguntó a la lombriz,
«¿acaso no te gustaba a ti el maíz?»
«¡Me gustaba tanto, como el mismo maní!
¡Pero ahora estoy loca por el sabroso ají!»

La pulga asustada, se dijo a sí,
¿qué tal si en verdad es de la perdiz?
¿acaso no se enojará que se coman su ají?
Y todas sus dudas, se las contó a la lombriz.

«¡Pues pena por ella, me gusta el ají!»
dijo altanera, la soberbia lombriz,
«si quiere le regalo, a ella el maíz
y que lo coma todo ella, que sea feliz».

La pulga anonadada, se fue de ahí,
no quería ver qué pasaría a la pobre lombriz,
mas ella seguía comiendo el ají
y una sombre se veía, en el cielo sin fin.

Contenta ella estaba, la golosa lombriz,
que rico masticaba, el picante ají,
la lombriz vio al cielo, la sombra vio ahí
y por no hacer caso, ¡se la llevó la perdiz!

Sonidos castellanos II


Una ñaña muy hermosa,
la uña se ha partido,
a una doña mentirosa,
la ñanga le ha crecido
y la araña misteriosa,
¡a una niña ha mordido!

De la niña que no es ñoña,
todos saben de su maña,
y del odio de la araña
por las maldades que ella apaña.

La madre de la ñaña,
todos saben que es la doña,
que a todos ella engaña,
¡pues apuestas ella amaña!

A la ñaña de la doña,
legaña le ha salido,
y ella si es ñoña,
porque el baño no ha querido.

La araña misteriosa ,
que con saña ha mordido,
ve a la niña muy miedosa,
y que plaña con aullido.

Las cuatro en la cabaña,
todas juntas es hazaña,
la primera no se baña,
la segunda tiene maña,
la tercera las engaña,
y la cuarta es la araña.