Archivo de la etiqueta: tesis

Problemas en la traducción: Los nombres propios


Introducción

Los nombres por sí solos son un conjunto de sílabas que sirven para nombrar a alguien o algo, si se le ve desde esa óptica fría, no tendrían más valor que un calzoncillo con hueco; pero los nombres son algo más que palabras, los nombres tienen una magia especial cuando se juntan con el ser. El ser humano se independiza del colectivo por su nombre, el nombre es parte de sí, y lo convierte en un ser único, en alguien especial. Y por eso mismo motivo el ser humano le pone nombres a los animales o a los objetos, porque quiere que sean tan únicos como él.

Y a pesar de esto los nombres es uno de los aspectos menos estudiados en la traducción y por ese mismo hecho muchas veces se traducen o cambian en algunas obras sin ton ni son. ¿Pero en qué se diferencia traducir un nombre de cambiarlo? En que en la traducción se intenta conservar el símbolo del nombre, pero con los cambios se usa el camino más rápido y simplemente se transpone un nombre nuevo sin relación con el original.

¿Y qué es el símbolo del nombre? Ese símbolo es lo que representa el nombre, no es lo mismo, por ejemplo, llamar a un perro pequinés “Chiquito” que llamarlo “Devorador”, lo que representa esos nombres son dos cosas diferentes, los símbolos son diferentes. Y con los nombres humanos pasa lo mismo, ríos de libros acerca de los nombres se ven cerca a los futuros padres que entienden –al menos inconscientemente- la importancia del nombre. Muchas veces los nombres se dan en honor al padre o al abuelo de uno de los futuros padres y eso es lo que simboliza la esperanza de que esa persona sea parecida al portador original del nombre.

¿Nos gustaría que nos cambiaran de nombre cuando llegásemos a otro país? Si alguien se va a Estado Unidos y se llama Pedro, ¿le gustaría que le llamarán Peter o, en el peor de los casos, Stone[1]? Dudo que a muchos les guste este cambio –a menos que tengan un alto grado de alienación-  así que ¿por qué algunos traductores lo hacen?

Es porque muchos traductores no le dan la debida importancia. Por este motivo en este trabajo deseo exponer una teoría preliminar acerca de la traducción, y evitar en lo posible el simple cambio de nombres, y de esta manera reivindicarlos.

Y por este motivo en este trabajo se van a explicar las tres acciones que un traductor puede elegir al momento de elegir el nombre adecuado y, además, los 6 factores fundamentales que se pueden utilizar para una mejor elección y de esta manera no cometer los errores  que mucho traductores han cometido en el momento de “bautizar” a los personajes en series de televisión, historietas, mangas e incluso libros, todos esos texto donde muchas veces el nombre es fundamental.


[1] Pedro viene del latín Petrus (piedra).

A partir de mañana


Es curioso como son las cosas de la vida, hace mucho mucho tiempo tenía una idea de una tesis de licenciatura. Todo empezó recordar un anime que me impactó y de ahí empezó una duda y surgió una idea. Luego comencé a escribir, analizando diferentes situaciones y llegando a ideas que para alguien casi recién ingresado a la universidad, era una genialidad. Por mucho tiempo escribí este ¿artículo? ¿ensayo? sinceramente, aún a pesar de los años no sé muy bien qué es, sin embargo seguía siendo la niña de mis ojos. Al empezar la tesis, luego de haber avanzado mucho más con mis escrito que ya era en ese momento un proyecto de investigación, la cruda realidad llegó a mí de manera terrible, como alguien que espera un vaso de Coca Cola y en vez de eso le dan Pepsi y para colmo light, horrible. Tuve que cambiar mi tesis, pues mis asesores no consideraban a la niña de mis ojos como apta para ser una tesis, así que tuve que ser buen robot y cambiar mi tesis a lo que la mayoría hace en el mundo de la traducción, al menos en mi universidad. Triste fin para algo que anhelé por mucho tiempo ¿no?

Sin embargo, ¡tengo un blog! ¡Tengo un fucking blog! ¿Por qué no mostrar mis ideas para que otros, sean traductores o no, lo lean? Mi idea no será digna de una tesis, pero al menos es digna de ser leída y entendida. Seguramente en algún momento modificaré mi trabajo para que sea una verdadera tesis aún si no la publico en universidad alguna, sinceramente, es lo que menos me importa, lo único que quiero es que la niña de mis ojos sea también la niña (o al menos la hijastra adorada) de otros. Por ese motivo comenzaré a publicar por partes (lo haría de un solo golpe, pero desgraciadamente hay un límite de palabras en el blog) la versión que escribí hace mucho tiempo, con ideas propias que si encontré a algún autor de prestigio que también hablara del tema es porque supongo que los genios piensan igual o algo así. En fin, empezaré a publicarlo de a pocos (me imagino que en máximo 4 posteos muere el payaso) para poder compartir e texto original que escribí en lo que se siente como una galaxia muy, muy lejana. Sin embargo, por ahora… ¡tendré que buscar el archivo! Sé que esta en algún lugar de mi pobre laptop, así que no me demoraré mucho en encontrarla, por tanto desde mañana empezaré a publicarla. No será poesía, pero para mí, a pesar del tiempo que ha pasado, sigue siendo mi primera obra de arte.