Archivo de la etiqueta: vida

La sombra del cangrejo


Pocos pueden entender,
la sombra del cangrejo,
no el cangrejo en sí,
sino su sombra,
aterradora,
devastadora,
desgastadora,
una sombra que puede o no puede,
que cual gato de Schrödinger,
esta y no a la vez,
un maligno cuántico,
un miedo garrafal.
Mas si es solo una sombra pasajera,
o una triste verdad,
nada de eso importa,
pues la familia ahí estará
para enfrentarla juntos
o para vivir en paz.

Mea culpa


Mea culpa por ser baboso,
por no pedir ayuda a tiempo,
por creer que todo lo puedo solo.

No piensen que no necesitan ayuda,
siempre habrá mano amiga,
aunque uno no lo crea.

No hablo de todos obviamente,
pero el que lee y entiende, sabe,
aunque no lo creas, hay gente,
que te ayudará alegremente.

Mea culpa, mea culpa,
mea máxima culpa,
por no pedir ayuda,
y perder el tiempo por las puras.

De sapos ificados


Hace unos días, por error,
en vez de alcohol, usé lejía,
mi mano la sentía caliente,
pero no de forma ardiente,
cual quemadura de sol
que ya está cerca a poniente,
las manos al agua puse,
y los dedos raros cual hule,
hasta lavarlos bien.

Esa sensación tan rara,
luego descubrí,
tiene un nombre muy extraño,
que parece broma ‘e ñaño,
pues es saponificación.
y aunque no es mi intención,
me imagino a un príncipe,
convertido es sapo,
mas las tonterías me las calló,
porque es peligroso en la piel,
la lejía combinada con la grasa
de la piel que deja como pasa,
empieza un proceso químico,
que causa quemadura cáustica,
y vuelve tu piel, jabón.

Por eso queridos lectores,
y también mis detractores,
tengan cuidado con la lejía,
que un dedo aún reciente pasado días,
no creo que quieran convertir,
sus dedos de jamón, en un terrible jabón.

Feliz año


¡Primer poema del año!
que será de nuevo extraño,
pues errores no aprendemos,
y por eso nos jodemos.

Mas eso dejemos de lado,
¡disfrutemos del tiempo dado!
celebremos con la familia
¡y a ver si nadie se lía!

¡Feliz año a todos!
Gocen estos días,
gocen con alegría
¡festejen de todos modos!

El año que pasó, pasó,
y seguro tristezas dejó,
pero sigamos adelante,
¡pues al final todos somos caminantes!

Caminen,
celebren,
lloren,
gocen,
pues eso es la vida
¡y hay que celebrarla este día!

Sobre los años que pasan


Los años, los años, ya falta poco para ese día fatídico ese día donde oficialmente soy un año más viejo que el día anterior. ¡Terrible! Con más panza y menos cabello, con más sabiduría y menos tolerancia al alcohol, ¡horripilante!

¿Pero qué se puede hacer? No es que verdaderamente se pueda contrarrestar el avance del tiempo (si alguien lo sabe, puede decírmelo con confianza), solo queda seguir adelante con eso, con el saco pesado de los años y las idas cada vez más constantes al doctor.

Los años no pasan en vano, y aunque no he cumplido todas las cosas que he deseado, sigo en la lucha por mis sueños, por la felicidad, por mas cabello, lo común, ustedes saben. En fin, este escrito es solo para recordame y recordarles que los años avanzan, pero hay que seguir, como dijo una gran empresaria/ cabaretera/ congresista/ ícono de multitudes /queen de Perusalem: Vive la vida y no dejes que la vida te viva.

Grandes palabras, sabias palabras.